top of page

Infancias trabajadoras en México: 6 de cada 10 menores no reciben ningún pago

Actualizado: 1 ago 2022

El Estado mexicano no ha logrado reconocer y dignificar las labores que históricamente realizan niñas, niños y adolescentes. Datos de la Redim y el Inegi muestran el panorama de las infancias trabajadoras en el país.

Trabajo infantil en México. Uno de cada cuatro menores de edad con actividad laboral no asiste a la escuela (Ilustración: Redim)

En México hay alrededor de 3.2 millones de niñas, niños y adolescentes de cinco a 15 años de edad que realizan alguna actividad económica, y sin embargo, cerca del 60% no recibe ningún pago, de acuerdo con cifras de la Red por los Derechos de la Infancia (Redim) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).


La Redim —que promueve 48 días de activismo por el trabajo infantil— resalta que estas cifras demuestran que el Estado mexicano no ha sido capaz de garantizar a niñas, niños y adolescentes económicamente activos su derecho a condiciones laborales dignas.


Lo anterior pese a que, del total de población infantil y adolescente ocupada, el 42.6% aporta un ingreso al hogar. Esta es una radiografía de lo que viven los menores que realizan actividades económicas.


Las condiciones del trabajo infantil en México


Si bien el trabajo infantil y el abandono escolar se agravaron durante la pandemia de COVID-19, México mantiene sus estadísticas desde hace 20 años. En un informe publicado por el Inegi se reportan cerca de 3.3 millones personas realizando trabajo infantil en el 2002.

En su reporte La infancia cuenta en México: trabajo infantil, la Redim indica que de los 3.2 millones de niñas, niños y adolescentes que actualmente realizan una actividad laboral, 27% lo hace porque su hogar necesita de su ayuda, y 19% para pagar sus estudios.


"Yo he visto que luego en los semáforos luego hay niños vendiendo dulces, chicharrones, frutas picadas o lo que sea, los ponen a vender, u otros pasan en la carretera a limpiar los vidrios de los carros". Ashley, 13 años, Quintana Roo.

Por el contrario, uno de cada cuatro menores con alguna actividad económica no asiste a la escuela. Respecto a las percepciones, tres de cada 10 recibe menos de un salario mínimo y solo 1% gana más de dos salarios mínimos al día.

Y aquí es donde la brecha de género se hace presente: de cada 10 menores de edad que trabajan y perciben ingresos, solo tres son mujeres, siendo estas las que dedican mayor tiempo a realizar labores domésticas o de cuidado sin remuneración económica.

Dignificar el trabajo infantil


El discurso sobre las infancias trabajadoras ha transitado del discurso de la “erradicación” a la dignificación, pues se reconoce que, en su mayoría, realizan una actividad económica para apoyar en sus hogares.


Cabe recordar que en la década de los 90, organizaciones internacionales pusieron enfásis en el trabajo infantil como uno de los temas prioritarios para los países.


Tiempo atrás, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) emprendieron una serie de acciones para erradicar el trabajo de niñas, niños y adolescentes con el fin de garantizar su pleno desarrollo. Una de las medidas fue fijar la edad mínima para el trabajo, así como las labores permitidas.


En este sentido, datos del Inegi muestran que de los 3.2 millones de niñas, niños y adolescentes que realizan una actividad económica, 1.7 millones realizan “labores no permitidas”.


“Cuando viajo a Chiapas. Veo en las parcelas niños cuidando los cultivos o el ganado y puede ser una actividad muy pesada porque llegan a pesar demasiado los alimentos o el ganado les puede patear, les puede dar un cabezazo y pues no tienen acceso a la salud. Karen, 11 años, Puebla

Es decir, los trabajos las comunes para las infancias en México están relacionadas con la pesca, la agricultura y la siembra, que no solo son las que dejan menos ingresos, sino que además están consideradas como prohibidas para los menores de edad


A estas actividades le siguen aquellas relacionadas con minería, construcción e industria, realizadas por el 24.5% de los menores que trabajan, y luego está el comercio (14%).


Entradas relacionadas

Ver todo

Comentários


bottom of page